21 sept. 2012

DESAPARICIONES


Se cumplen 6 años de la desaparición de Jorge Julio López luego de testificar contra el asesino y torturador Miguel Etchecolatz.
Unos años más tarde, Luciano Arruga fue víctima de la policía por rehusarse a  robar para ellos. El año pasado, Daniel Solano fue desaparecido en Río Negro por negarse a ser buchón de la empresa Expofrut.

Ahora  bien, ¿son aislados estos casos? NO. Jorge Julio López, Luciano Arruga y Daniel Solano son tan sólo tres de los 195 desaparecidos en democracia por las fuerzas represivas del Estado. Ya sea por venganza contra nosotros, por nuestra militancia o por  pertenecer a las clases bajas, somos acreedores de la violencia legal del Estado; estando en la oscuridad de la dictadura militar u obnubilados por los espejitos de colores que nos venden los gobiernos de turno, se demuestra que los medios y los objetivos son los mismos a lo largo de los tiempos: la dominación del pueblo mediante la represión y el amedrentamiento constante.

Y al gobierno de los DDHH, ¿qué parte le toca en esto? Ciertamente una muy importante, ya que es primero en desapariciones, muertes y persecuciones a la militancia y a los pobres. No hay mejor muestra de cómo homenajeó a los desaparecidos, el 30 de agosto, con una detención ilegal de más de 60 personas (menores de edad incluidos) en Campo de Mayo por cortar la Panamericana. Se ve que los Servicios de Inteligencia y los  progresistas, que son hoy gobierno, quieren volver a sus épocas de juventud en  los ´70.

El enemigo vuelve a mostrar las armas en la calle y a plena luz del día, como hace 30 años atrás.

¿Vamos a dejar que nos sigan pisoteando?

No hay comentarios: